Tarjetas, ¿y si nos la roban?

Tarjetas, ¿y si nos la roban?

tarjetas

Uno de los mayores problemas de las tarjetas es que éstas desaparezcan, bien por pérdidas involuntarias, o directamente por algún robo por parte de los amigos de lo ajeno. Esta situación tan desagradable para los usuarios requiere de una actuación muy rápida y expeditiva para solucionar lo antes posible el posible.

La primera medida que deberán tomar los titulares de este medio de pago consistirá en poner en conocimiento de este hecho a la entidad emisora, para evitar cualquier uso fraudulento de la tarjeta desaparecida. Pero también para que les repongan rápidamente de otra, para ejercer sus operaciones bancarias.

Otra actuación, cuando el problema procede de un robo de las tarjetas, será ponerlo en comunicación de las autoridades policiales para que procedan a tomar las medidas pertinentes, y pueda solucionarse este desagradable suceso. Será parte de un proceso que no durará mucho tiempo, y puede realizarse desde el mismo móvil.

Desarrollando estas tareas se pondrán las bases para evitar futuros problemas para los titulares de las tarjetas. Pero no estaría de más, que los usuarios controlasen los movimientos de sus cuentas durante un par de días y por si pudiesen detectar alguna operación sospechosa o, cuando menos realizada por una tercera persona.

Ante los efectos de este escenario es aconsejable que los clientes lleven anotados en su cartera el número de su banco, y también de la policía, ante la aparición de uno de estos problemas. Recordando que el banco le enviará otra tarjeta en un plazo en torno a siete días, que recibirán en su casa, y que tendrán que activarla cuando la tengan en sus manos.

En cualquier caso, lo más importante será que los “cacos” no se aprovechen de esta situación ilegal para acometer una retirada de efectivo. No obstante, si se realizan los movimientos correctos pondrán más difícil sus acciones delictivas. Esta será, por tanto, una de las mayores preocupaciones que tendrán los particulares cuando se desarrollen estos escenarios tan poco favorables para sus intereses.

Sin Comentarios

Deja tu comentario